Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Domingo’

CON EL SOL DE LOS DOMINGOS

    sdr Es domingo y el sol invita a pasear, a dejarse envolver por el bullicio de la gente y las familias que salen a disfrutar del día.

    Te encuentras con padres empujando sus carritos de bebés sin prisa, a parejas, muchas de la mano, marcando sus pasos acompasados con notable tranquilidad. Los peques, en sus bicicletas, que van haciendo pericias para 35moverse entre la multitudinaria masa de gente que han decidido salir y coincidir sobre las viejas calles de la ciudad.

     Está, el que espera por el hijo, el hijo que no hace caso y no quiere parar, la madre que busca sitio en alguna de las abarrotadas terrazas que llenan el paseo. Y entre tanta gente, los extranjeros con mapa o guía en mano, recorren las calles buscando rincones que fotografiar.

     Entre tanto, el sol que se toma su tiempo para salir y calentar cada escondite del lugar, provoca un cambio de ritmo en los viandantes, mientras el kiosco de revistas se ve inundado de curiosos y posibles compradores.

     39Luego están los reencuentros, los que se saludan por compromiso y los que se48 paran bajo un caluroso abrazo a compartir historias en mitad de la calle. Y están los curiosos, los mirones, los solitarios, los que con rostro cabizbajo piden, los que dan por piedad, los atrapados a sus móviles, los despistados, los 37que buscan algo sin saber qué.

     Están los que sacan a sus perros y los que son arrastrados por él, los 46deportistas, las señoras al salir de misa, los que salen con la abuela, y los que entretienen a los nietos. También pasan los que saben dónde van y los que buscan donde ir, los soñadores y los nostálgicos, los intelectuales, los refinados, los obsesivos, los humildes, los caprichosos, los golosos y los hambrientos.

   55  Se hallan los joviales, los taciturnos, los que ves pasar y los que pasan sin ser 51vistos, los que van a trabajar, los vendedores de libros, los presumidos, los vulgares, los felices, y melancólicos, los conformitas, los indignados, también están los tímidos, los intrépidos, extrovertidos, valientes, y aburridos. Son tantos los que están, y tantos de los que me olvido.

     Y al final, están las camareras esquivando a los viandantes, los viandantes esquivando a los 44demás… y como no; luego hay muchos más y yo, sentada observando todo y a todos paseando por la ciudad, mientras el sol sale y se esconde a su antojo.Copyright

                                                                                   

15-11-2016

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: